El pasado es el prólogo

Durante 40 años, Mark Daniel Maloney y su familia han demostrado que Rotary conecta el mundo. En estos momentos, este destacado rotario que se describe como “viajero alegre”, se embarca en la siguiente etapa de su vida en calidad de presidente de Rotary International.

Por Geoffrey Johnson Fotografía de arriba: Cary Norton

Gay y Mark Maloney en su casa en Decatur, Alabama; el cuadro de Gay junto a la chimenea retrata a Mark en un puente en Castle Combe, un pueblecito inglés ubicado en los Cotswolds.
Fotografía: Cary Norton

Estamos a solo dos semanas de la Navidad en el norte de Alabama, y en el Club Rotario de Decatur reina el más puro espíritu navideño. El sábado pasado, en una tarea conjunta con la Iglesia de Stone River, los socios del club invitaron a más de 70 niños a un desayuno con panqueques y a salir de compras a una tienda de la cadena Target. Ahora es lunes y en la reunión del club la banda de jazz de la escuela de enseñanza media Austin toca villancicos tradicionales, generalmente alusivos a la nieve, como Santa Baby, Feliz Navidad, Baby e It’s Cold Outside, aunque con temperaturas que no bajan de unos 4 grados centígrados, parece primavera si se compara con las ciudades del norte del país en esta época del año.

Una vez que la banda deja de tocar, el presidente del club, Larry Payne anuncia, bromeando, lo siguiente: “Y ahora, aunque nadie lo quiere escuchar, ¿dónde se ha metido Mark?”. El gentío responde con gran algarabía. El hombre al que se refieren se desplaza a grandes zancadas hasta el frente de la sala y con orgullo declara: “Mark Maloney está en Decatur, Alabama” Aproximadamente 120 personas lo aclaman con entusiasmo. Saludan al jefe.

Leer artículo: https://www.rotary.org/en/node/6277

Share