fbpx

Un hogar para la sede mundial

C027785

La idea de que Rotary tuviera su propia sede mundial se remonta cuando menos a la convención de 1920, cuando Albert Adams, presidente de Rotary en 1919-1920, les dijo a los asistentes que esperaba algún día ver la sede mundial de Rotary en un hermoso edificio que fuera propiedad de la organización.
“¿Esto suena como un sueño, verdad?”, señaló. “Pero se puede lograr”.
La presencia mundial de Rotary y el número de integrantes del personal de la secretaría que trabajaban para apoyar la labor de Rotary, crecería de forma significativa para cuando la idea se transformó en una realidad en los años cincuenta.
Los años de Chicago La Asociación Nacional de Clubes Rotarios, en la actualidad Rotary International, se formó en 1910 y contó con su sede en Chicago, Illinois (EE.UU.), la cual era la oficina de su secretario Chesley R. Perry. En marzo de 1911, la sede de Rotary se trasladó a un espacio alquilado en el edificio del First National Bank, uno de los muchos lugares de alquiler en el centro de Chicago.
En 1914, Rotary estableció su sede en el edificio Karpen en el sur de la Avenida Michigan. Durante los nueve años en que la sede estuvo ubicada en este edificio, el personal aumentó a 78 personas y Rotary se expandió más allá de Norteamérica y Europa a Asia, Sudamérica, África y Oceanía. Debido al aumento del alquiler luego de la Primera Guerra Mundial, Rotary se trasladó al edificio Atwell en 1923 y después de eso a diversos otros edificios.
Sigue leyendo https://www.rotary.org/en/node/7282
Subscríbete al Boletín del D.2201