Queridos amigos:

Espero que vuestro merecido descanso de verano, os haga volver con fuerza para renovar nuestro servicio y cambiar vidas.

Una de las áreas de nuestro servicio rotario que es más eficaz para cambiar la vida de las personas es la educación. Septiembre es el mes que Rotary International dedica a la Alfabetización y la Educación Básica, instrumentos fundamentales para reducir la pobreza, mejorar la salud, propiciar el desarrollo económico y promover la paz. El analfabetismo afecta a más de 775 millones de personas mayores de 15 años, lo que representa el 17% de la población mundial.

La meta de Rotary es empoderar a las comunidades para que apoyen programas de alfabetización y educación básica, reduzcan la disparidad de género en la educación y aumenten el alfabetismo entre los adultos.

Los socios de Rotary en todo el mundo invierten en el futuro mediante las becas que otorgan a estudiantes con el potencial de generar el cambio en nuestras comunidades. Compartimos nuestra experiencia y conocimientos con docentes y profesionales que trabajan con poblaciones vulnerables. Los socios de Rotary combaten el analfabetismo entre los adultos con la acción conjunta de promotores sociales que trabajan en programas de alfabetización. Al darse cuenta que la asistencia a clases no es suficiente, Rotary se enfoca en la mentoría y capacitación de profesores. La Fundación Rotaria apoya la educación en todo el mundo mediante becas, contribuciones y proyectos de servicio.

Verdaderamente este servicio cambia vidas. Cuando enseñamos a leer a una persona, le damos un don para toda la vida que se filtra en la comunidad entera. Por ello hemos de estar atentos a las necesidades en el área de la educación que existan en nuestras comunidades, sin dejar de atender las voces que nos piden colaboración para atender las necesidades de otras comunidades necesitadas. Pongamos nuestro esfuerzo en proyectos que tiendan a la educación de las niñas y adolescentes, allí donde verdaderamente se necesite, para empoderarlas, para que tengan el poder sobre sus vidas, sean las dueñas de sus decisiones y las responsables de sus resultados.

Gracias a los proyectos que ejecutan los clubes rotarios, se contribuye directamente a erradicar el círculo vicioso de la pobreza y la desigualdad social, pudiendo lograr así un desarrollo sostenible de nuestras comunidades. Si logramos entregar una educación básica de calidad, los niños y niñas adquirirán el conocimiento y las aptitudes necesarias para alcanzar una formación técnica o superior, pudiendo obtener un trabajo que les permita salir adelante. También gracias a la educación, los niños y jóvenes aprenden formas de vida saludables, a protegerse de diversas enfermedades y a asumir un papel activo en la toma de decisiones de índole social y económica a medida que van creciendo.

Siempre a vuestro servicio.

Manuel Ángel Menéndez Martínez

Club Rotario de Oviedo

Rotary International

GD 2021-2022

Distrito 2201.

Añadir un comentario