El proyecto de “Agua para la Chiquitanía Boliviana” ha llegado a su fase final tras los retrasos provocados por la pandemia: Las tres comunidades indígenas paiconecas van a tener un grifo con agua potable clorada en la puerta de cada familia gracias a la labor de Rotary.

“Ninguna otra comunidad en toda la Chiquitanía amazónica tienen un acceso al agua semejante. El proyecto rotario español nos servirá de modelo” afirmó el alcalde de San Javier en el Departamento de Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia.

Añadir un comentario